Lo que debes negociar con el casero antes de firmar el contrato

Para formalizar un alquiler bien sea de una habitación o una vivienda completa, es obligatorio contar con un documento en donde se estipule todos los acuerdos beneficiosos para la relación arrendador y arrendatario, este no es más que el contrato de arrendamiento en donde se deja en claro todas las negociaciones que fueron conversadas con el arrendador, todas ellas siguiendo una política de beneficio para ambas partes y bajo la promesa de incumplir lo impuesto, sin embargo, no todos entran a negociar con lo que necesitan saber para no salir perdiendo en su contrato, por ello es importante que identifiques cuales son las condiciones más beneficiosas para ti en varios aspectos: el precio, que se incluye en la renta mensual, quien va a tener que pagar las reparaciones o impuestos además de la duración legal que va a tener ese contrato.

Luego de que te conviertas en un inquilino, todas las dudas o desacuerdos que se generen con tu arrendador deben ser resueltas en base a lo que se ha estipulado dentro del contrato, por ello, antes de firmar debes preocuparte para asesorarte bien para que así no existan sorpresas, esta parte jurídica en algunas ocasiones se llevan a cabo bajo la tutela de alguna empresa de seguro de pago de alquiler, como por ejemplo la compañía allianz, quienes primero te acreditan como buen inquilino para que el arrendatario sienta confianza en hacer el contrato. Es crucial para el bienestar del arrendador asegurarse de que en dicho documento se reflejen lo siguientes puntos:

  1. Precio: Este es el primer punto que debes negociar en el proceso de alquiler del piso que sea de tu agrado, la renta mensual en algunas oportunidades no es negociable pero en ciertas ocasiones sí lo es, puedes jugar un poco con los precios que te aporta el arrendatario siempre que aportes un beneficio extra en su lugar, las bases que te pueden favorecer en el negocio de la renta mensual a pagar son: la prisa que posea el propietario en firmar el contrato, la cantidad de personas interesadas en la casa o cuan ajustado se encuentre el precio del inmueble en relación sobre la zona en donde se encuentra.
  2. Los beneficios que incluye el pago de la renta mensual: Es importante que dentro del contrato se establezca todos los gastos que van a quedar cubiertos por el pago mensual que haya recibido el propietario, tales como: la calefacción central, gastos de comunidad, tasa de basura o el impuesto de bienes inmuebles, muchos son los alquileres que incluyen esta clase de gasto dentro de la cuota mensual, pero para evitar sorpresas desagradables es importante que te asegures de ello al leer el contrato. Además de acuerdo a lo estipulado por la ley el inquilino debe responsabilizarse de los gastos generales que deriven del uso del departamento, como por ejemplo: el pago de los servicios y los suministros individualizados en compañía del contador.
  3. Duración del contrato: De acuerdo a las leyes de renta, el tiempo que va a durar el arrendatario dentro del inmueble será acordado entre ambas partes, las cuales generalmente se fijan por un año, a pesar de ello todo aquel que alquila una vivienda debe saber que va a tener derecho a prórroga por la renovación año tras año de contrato hasta que se complete el periodo de 5 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*